Confesiones de una mujer insegura



Debo confesar que para llegar hasta el amor propio se recorre un largo camino que comienza en el preciso momento en el que miras a tú alrededor y ves que todo el caos de afuera es tan solo una proyección de ese torbellino que llevas dentro.


Las constantes peleas con tu pareja, tu insatisfacción en el ámbito laboral, lo enojada que estás con el espejo, lo difícil que te resulta la relación con tus padres, suegros, hermanos o hijos, la ansiedad de que siempre haya alguien mejor que te supere y la búsqueda de aprobación, son tan solo algunos aspectos de una mujer sumergida en la inseguridad y en su poca valía.

Antes de quedarme con la energía o creencia de alguien más para que no me perturbe o me defina, tuve que caminar descalza sobre las brazas de mis propias dudas y asegurarme mil veces, desde la impulsividad, que la realidad de otro no era necesariamente una verdad mía.

Entrevista Junio: Aida Moragues



Cuando hablamos de mujeres que se aman, estamos hablando de mujeres que buscan formas para trabajar en ellas mismas. Estas mujeres han pasado por el sufrimiento, relaciones vacías, frustraciones, decepciones, fuertes depresiones, pero han decidido levantarse y comenzar a construir la mejor versión de ellas mismas, abrazando sus partes oscuras y sin perder de vista a esas mujeres que antes eran.

Pero es más grandioso aún cuando estas mujeres no solo se limitan a un trabajo particular o en solitario, sino que lo comparten con todas aquellas mujeres que comienzan en este camino de amor propio y ellas orientan e inspiran a que otras descubran su propio sendero de autoestima.

Este es el caso de mi sexta invitada, Aida Moragues, quien es psicóloga y coach emocional y de autoestima, y quien trabaja en su blog Life Training. Emociones y Autoestima a partir de seis conceptos fundamentales que le han permitido hacer este autodescubrimiento. Ella ayuda en sus sesiones y blog a que cada mujer escoja la senda del autoconocimiento y la autoestima, a través de la regulación emocional y la orientación al logro, utilizando herramientas como la inteligencia emocional y el coaching. Y así es como se nos presenta en esta grandiosa entrevista en la cual la sentí muy honesta, propia característica de una mujer que se está amando a sí misma.

Carta a una adolescente



Querida adolescente, te escribo esta carta solo para que sepas que te entiendo, que sé lo que significa estar allí sentada en medio de tanta indecisión y de lo mucho que te sientes incomprendida. Sé que tu cuerpo está cambiando y que muchas veces lo comparas con el de otras chicas, pero tranquila, que ellas también están haciendo lo mismo y seguramente tú entras en su lista de comparaciones y de críticas.


Estas líneas no están llenas de consejos ni de tips para vivir la vida, son solo palabras impregnadas de empatía de una mujer que alguna vez fue una rebelde adolescente y que ahora, en el presente, vivo con una jovencita que me proyecta en todo momento y me obliga a hacer esta mirada retrospectiva.

Tal vez las cosas en casa no estén resultando ser nada fáciles, tus padres pueden estar muy confundidos y hasta distraídos y no se estén percatando de tus múltiples cambios, sobre todo de esos cambios internos que te viven afectando, lo más seguro es que estén tan aterrados como tú y que aún no le hayan hecho el duelo a la niña que dejaste de ser y no terminan de aceptar la transición que te está ocurriendo.

Entrevista Mayo: Diana Martínez



Puede que la educación haya sido el privilegio de muy pocas mujeres hace unas cuantas décadas, pero en la actualidad el acceso a la información y al mundo educativo ya no es ninguna excusa para que una mujer no tenga diversas oportunidades para aprender y formarse, y precisamente una de las cualidades fundamentales de una mujer que se ama a sí misma, es la capacidad que tiene de educarse a diario para ser cada día una mejor persona y su mejor versión.

Pero no con ello estoy queriendo decir que para amarte debes ser una ilustrada o científica, o una mujer con calificaciones altas y de prestigio académico, ya que con el simple hecho de educarte a diario en tu desarrollo personal, tener una perspectiva profunda de autoconocimiento, y además educarte para amarte y amar de una mejor manera, ya estás construyendo las bases de la mujer que camina rumbo hacia la grandiosa autoestima.

Mi invitada de mayo es Diana Martínez, una ciudadana del mundo que ha tenido la oportunidad de estudiar en cuatro países distintos, una mujer que se ha dedicado en los últimos años a experimentar y aprender culturas gracias a las becas, tiene en su arsenal de vida lugares y espacios que le han permitido conocerse y conectar consigo misma, es la creadora de la web Diana Speaks un lugar que ella ha estructurado a la perfección para ayudar a cientos de personas a conseguir las becas de sus sueños. Tiene una fórmula mágica que la he visto reflejada en sus posts y entrevistas: estudiar y viajar igual a crecimiento personal, esta misma receta la trae a este encuentro de amor propio y buena energía.