Cómo cambiar el guión de tu película romántica

Acabas de terminar una relación de pareja, y luego de darte un tiempo de descanso o de no hacer ningún tipo de duelo porque definitivamente eso no es lo tuyo, decides darle continuidad a tu película romántica.
Ya tienes un guión establecido y una historia contada a partir de un sistema de creencias que has ido construyendo con tus relaciones anteriores y ahora te dispones a hacer un casting para nuevos actores.
Ya sabes cuáles son los roles preestablecidos de la actriz principal que eres tú, por lo general ella ha sido la malquerida o aquella mujer a la que nunca nada le será suficiente, tienes claro que la protagonista lleva siempre el mismo tipo de actuación y sabes con antelación cuáles serán sus sufrimientos.

Haces un casting bastante intuitivo, ya que tan solo con sentir la energía de la otra persona sabes quién jugará en tu película y quién quedará descartado.

Debes tener claro que este casting lo haces desde la intuición y el inconsciente y que no necesitas siquiera cruzar palabra con tu prospecto porque tu parte intuitiva, química y emocional ya se sienten atraídas por esa persona que va a jugar tu juego.
Puedes tener a la mano diferentes anzuelos de enganche, podrías utilizar el de la víctima para que el otro te ayude y así caiga en tus redes, o puedes cambiar la estrategia y usar el de la rescatadora, ya que a nivel inconsciente tus actores confirmarán tus más dolorosas y recónditas ideas de lo que es hacer pareja y es allí cuando harás la selección del papel estelar.
Si te tomaste el tiempo para sanarte, a tu casting atraerás personas que están en el mismo nivel vibratorio que tú, pero si el sanarte no fue tu prioridad, lo más probable es que coincidas con el mismo tipo de actores que han sido parte de tus guiones anteriores.
Por lo general, cuando las mujeres estamos haciendo el casting jugamos el rol de hacernos las suficientes o las heroínas que rescatan minusválidos emocionales, ya que en el juego de la conquista tenemos un papel establecido cuyas líneas del guión ya tenemos aprendidas.
Pero el guión después del final también lo tienes aprendido aunque no lo creas, las líneas podrían ser “el amor no existe”, “la felicidad no es cierta”, “todos los hombres son iguales”, “no soy suficiente”. Al final siempre confirmas lo mismo.
Ahora pensemos en un gran título
Fíjate en algo que haya sido repetitivo con tus parejas anteriores, con tu historia o con las experiencias dolorosas de tu vida, incluso puede ser la historia de tus padres o la película que heredaste de tus abuelos y la has venido repitiendo a lo largo de tu vida, date cuenta cómo termina y de allí podrías sacar el gran titular.
La sustituida
La traicionada
La abandonada
Identifica ahora el patrón con el que termina siempre tu película, la capacidad que has tenido todos estos años para que tu guión tenga el mismo final, aun cuando el co-protagonista haya sido distinto, determina este final predecible porque prácticamente desde que conoces a este nuevo actor ya sabes que vas a terminar enojada o desvalorizada.
A estas alturas del desengaño continuo ya sientes que ni siquiera estás viviendo una vida sino repitiendo una película que tiene un título que tú pusiste hace ya muchos años.

Así que si sientes que siempre acabas con el mismo tipo de persona, es hora de cambiar el guión de tu película romántica.
La historia que escribiste hace mucho tiempo en un momento difícil debe dar un vuelco, es hora de hacerte consciente de cómo has ido repitiendo las mismas escenas pero con diferentes actores.
Es importante que sepas que en tu inconsciente ya tienes etiquetada la vida y las relaciones y no estás dispuesta a arriesgarte para comprobar algo diferente, ya que de alguna forma tu guión de vida te ha dado seguridad porque ya sabes cómo termina, ya sabes qué papel juegas y ya sabes que vas a sufrir, a controlar y a no ser suficiente.
¿En qué parte de tu vida comenzaste a escribir este guión que ahora forma parte de tu inconsciente? La respuesta seguro te va a llevar a un lugar lejano en donde ya habías elegido el final y la historia.

¿Cuál es la emoción con la que siempre te quedas al final de esta historia? ¿Cuál es el sentimiento que estás confirmando a través de este guión que se ha ido reproduciendo a lo largo del tiempo como para que esa historia esté tatuada en tu cuerpo emocional herido?
Ejemplo de un guión ya establecido
Supongamos que en los inicios de tu película no se te dio el derecho a ser protegida, es decir, nunca te cuidaron y tuviste que cuidar de ti misma y hoy eliges hombres y mujeres que tú cuidas y ellos te hacen sentir a salvo y en control, pero al final, esas personas nunca te van a cuidar a ti ni a proteger ni a darte todo eso que necesitaste y por lo cual te hiciste fuerte, protectora y controladora.
Al final tu historia va a confirmar el derecho que nunca te fue dado que es: no soy amada, protegida, no tengo abundancia, las personas no se comprometen conmigo, los hombres se van, las mujeres abusan, y esas historias que cada una de nosotras tenemos impregnada en la piel emocional.
Todo lo que vivimos a nivel emocional está construido a partir de ideas, creencias y fantasías en relación a la vida, entonces es en nuestro cuerpo emocional en donde está tatuada esta historia.
Cómo escribir un nuevo guión
Cuando escribes un nuevo guión es porque estás lista para soltar, para confiar y para aventarte al vacío de lo no conocido, porque en lo conocido ya sabes que todos engañan, abandonan o abusan, pero lanzarte al vacío sabiendo que vas a confiar y teniendo como resultado que puedes llegar a ser querida, protegida y donde no necesites el control para subsistir, es una nueva forma de escribir el guión.
Confiar significa romperte y hacer algo diferente.
Nuestro guión está escrito por el miedo y por el dolor, hay que aprender a cambiar primero el cuerpo emocional, porque cuando está herido, reproduce con mucha más fuerza el guión, cuando hacemos consciente este cuerpo emocional herido cambian nuestras creencias e ideas en torno al amor y a las relaciones y se empieza a reproducir una nueva realidad.
¿Cuál sería el título que le pondrías a esta nueva película donde tu actriz principal, que eres tú, sí es cuidada, aceptada, amada y vive una historia diferente?

La única forma de escribir un nuevo guión es a través del autoconocimiento, porque estas formas impulsivas tienen ya un doctorado en nosotras y nos conocen a cabalidad, y es solo a través de la consciencia donde puedes desactivar el guión anterior, porque si te sigues dejando llevar por los impulsos y por esta parte compulsiva emocional que te ha llevado a repetir la historia una y otra vez, el guión no se podrá reescribir.
Ten en cuenta que tu guión se comenzó a escribir a partir de experiencias en donde estabas en una edad vulnerable y en la que no tenías las suficientes fuerzas ni herramientas como para elegir otra historia, y si has llegado hasta esta línea del post es porque definitivamente ya estás preparada para cambiar el guión de tu película romántica.
Si no hay una parte tuya adulta que abrace, conozca y cambie en ti esa historia, entonces siempre va a repetirse y no te darás la oportunidad de vivir experiencias nuevas con personas diferentes.
Si estás dispuesta a reescribir tu historia te invito a hacerlo a partir de 15 cartas, sí, 15 cartas de amor que pueden sanar la relación que tienes contigo, se trata de un taller de escritura creativa donde le escribimos al amor pero también al desamor, a la responsabilidad que tuviste en cada una de tus relaciones como para que todas terminaran con la palabra ruptura.
Es hora de cambiar el guión de tu película romántica ¿por dónde quieres comenzar?
Nota: Este post fue una inspiración de un podcast de Martha Debayle junto con Anamar Orihuela donde conversaron sobre “Vivir mi película, en vez de vivir mi vida”, algunas frases fueron textualmente escritas y el resto de los párrafos son mi reflexión.

18 comentarios:

  1. Holaa,
    Me ha gustado tu post por lo mucho que te hace reflexionar y replantearte tantas cosas... Yo hace mucho que cambié mi historia y ni un día me arrepentí de ello. Es cierto que es un gran trabajo de autoconomiento. De escucharte y preguntarte a ti mismo ¿qué quieres?¿qué necesitas? etc. Tenemos como una personita gritando esas necesidades y no escuchamos. Aprender a escucharlo es algo que necesitamos todos. Qué buena iniciativa tus talleres me parecen una gran idea!
    Un besote y mucha suerte en tus proyectos

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido uan buena idea usar la escritura como una especie de terapia para sanar las heridas de amor, es cierto que sólo a través del viaje del autoconocimiento podremos crear el guión de nuestra nueva realidad. Coincido contigo en que debemos buscar a personas que vibre de manera similar.

    ResponderEliminar
  3. Una vez, me pasó algo similar, nunca pensado en utilizar la lectura para aliviar las heridas, pero creo que es una muy buena opción, porque nuestra mente se libera, y alcanzar la serenidad, con el tiempo todo pasa

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que me ha gustado porque cuando me encontré en la situación me costó salir de ella, es una forma de liberar a tu corazón y salir del bucle en el que se ha entrado

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Qué interesante me ha parecido la entrada. La verdad nunca pensé en el fin de una relación de este modo y me parece muy interesante ofrecerle esta perspectiva, relativizar y ofrecernos una distancia.
    Unos consejos estupendos.
    un saludo!! ^,^!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me ha parecido un post brutal. Vamos es unan genial idea presentar el tema a modo de película, porque sin duda, lo es.
    Yo hace tiempo que le puse el punto y final a una peli romántica, que se convirtió en drama al final (un final inesperado, por cierto), y desde aquel entonces tenía claro que quería que el nuevo guión de mi vida sería como una comedia, pero de esas que también hay su toque de romanticismo (soy una romántica empedernida, no puedo evitarlo). Como también tenía claro que no quería más actores que de un modo u otro en mi propia historia me hiciesen sentir como la secundaria.
    Y para ello, creo que, y más después de una relación larga, o peli larga perdón, lo que necesitaba era un poco de monologo en ese film. Es decir, conocerme más, dedicarme tiempo a mí, explorar mi yo interior y sobre todo, escucharme.
    Ya con eso vivido ahora estoy en una etapa en que yo soy la protagonista de mi película y estoy consiguiendo lo que anhelaba, humor con romanticismo. Y espero que dure muuuucho tiempo. Y si no es así, sé que tengo la capacidad de volver a empezar un nuevo guión.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Holiii!!
    Me ha encantado tu post, porque nunca he leído uno que se le parezca. Me ha hecho gracia lo del casting de actores, porque prácticamente es como lo hacemos, aunque también lo he oído como "pasar revista". Afortunadamente, yo no necesito cambiar ahora mismo el guión de mi pelicula.
    ¡¡Nos vemos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, pues que interesante me ha parecido eso de escribir 15 cartas que pueden ayudarnos a mantener la relación que tenemos con nosotros mismos, es curioso, original pero creo que sobretodo, sano y que puede ayudarnos mucho! una entrada muy interesante y que me ha hecho reflexionar! besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Eliana,
    Que bueno el articulo contado a modo de casting porque me parece tan real.
    Cuando se termina una relación, nos sentimos así, en modo "trágico" como en una telenovela poniendo el foco en la otra persona sin concedernos el tiempo de evaluar nuestra responsabilidad en la relación.
    Poner el foto en ti misma en tu autoconocimiento y reconocer como bien dices que "sanarte no fue una prioridad" porque de lo contrario lo más probable es que coincidas con el mismo tipo de actores en los siguientes castings.
    Genial articulo.
    Un abrazo
    Virginia

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno cuando nos inspiran otras compañeras blogueras, pero más aún cuando nos dan que pensar. ME ha gustado la forma en que has enfocado este tema. Es dificil que el guión salga como queremos, pero no hay que dejar de intentarlo,bss!

    ResponderEliminar
  11. Leerte es reencontrase con uno mismo, mi ultima relación me ha llevado al auto descubrimiento, a pasar de victima y convertirme en la protagonista y dueña del nuevo guion que quiero ahora en adelante en mi vida. Algunas historias pasan para descubrirnos un poco más y avanzar con la idea clara: Si somos merecedoras de un amor bonito y estable.

    ResponderEliminar
  12. Que placer leerte Eliana y que valioso lo que escribes.
    Las mujeres deben dejar de creer que una mala relación las sentencia para siempre y librarse de esas etiquetas del pasado. Cada una tiene el poder de escribir un nuevo guión y me encanta cómo lo planteas tú.
    Un abrazo y hasta pronto

    ResponderEliminar
  13. me encanta la manera de contarlo! la verdad es que he visto a muchas amigas o incluso hace años a mi misma, pasar por situaciones similares y efectivamente... hay que cambiar el guión pero entiendo que cuando aprendemos un patrón y aparentemente funciona, es más complicado ¿no?

    ResponderEliminar
  14. Un post que sin duda invita a la reflexión y a mirarnos a nosotras mismas por dentro para avanzar y no estancarnos en ese guión que no nos gusta. Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    me ha gustado mucho tu post, es muy reflexivo. Si nos comportamos siempre de la misma forma, atraemos siempre al mismo tipo de gente; por el contrario si nos comportamos de manera diferente pero no nos lo creemos o no lo hacemos de verdad, sino simplemente porque acabamos de salir de una relación dolorosa, atraeremos la gente equivocada. El auto conocimiento es algo que tenemos que trabajar, tenemos que interiorizar y nos tenemos que creer antes de seguir avanzando en nuestro camino como persona y como parejas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola guapa!
    Me ha encantado el post y el enfoque que le das. Me hizo pensar y tienes toda la razón del mundo. Es un horror ver como personas están en pareja por no estar solos o están solos porque no tienen suerte en el amor. No creo en la suerte en este sentido, creo en las malas decisiones. Debemos conocernos y valorarnos para elegir una buena pareja.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la forma de presentarlo a modo de película, después de todo la vida es una historia, una que vivimos en primera persona. Con el tiempo y los fracasos, al final sabemos de maravilla qué es lo que queremos o, mejor dicho, lo que no queremos tener o volver a tener en nuestra vida. Lo difícil es encontrar a esos actores ideales para coprotagonizarla. La idea de superar los malos momentos y superarnos mediante la escritura sin duda es una grandísima idea que tenemos que practicar más a menudo. Es una terapia muy muy eficaz y una buenísima idea. Felicidades por el post.

    ResponderEliminar
  18. Hola Eliana. Muchas gracias por tu artículo. Creo que toca un tema interesantísimo y es el de la repetición de patrones dentro de las relaciones de pareja. Es curioso como caemos en situaciones tan parecidas una y otra vez. Y realmente hasta que sanemos esto no vamos a poder empezar a construir algo nuevo, como bien sugieres. Por eso que toca hacer un trabajo profundo de análisis y autoobservación para ir corrigiendo los viejos anclajes que no nos ayudan. Un abrazo,
    Cristina

    ResponderEliminar