Lo que nadie te dijo del amor



Al parecer nos engañaron, nos dijeron que el amor es un sentimiento que se compensa con abrazos y besos, y que mientras más cerca lo tengamos, más posible y cierto es. Así que con esta concepción falsa vamos por la vida creyendo que la demostración de afecto y el permanecer al lado de alguien son razones suficientes para saber que nos están amando, y quien se salga de esa premisa, estará en contra del amor.


Pero nadie te dijo que por el solo hecho de existir ya eres amor, nadie fue capaz de desafiar los preceptos y decirnos que el amor es una energía que trasciende los linderos planetarios y que es capaz de llegar hasta ese lugar donde tu mirada no alcanza, y tocar, con algo que no se parece al tacto y para lo cual no tengo una palabra especifica, pero tocar, sentir, palpar, tal vez con el alma, nunca con el intelecto.

¿Cómo es posible que sigas amando a alguien que ya ha muerto? Es ilógico que un perrito o un bebe te provoquen tanto amor sin ni siquiera conocerlos, es absurdo que por el solo hecho de llamar a alguien que está lejos ya se te desborde el amor por el pecho, es casi irrazonable esas ganas de ayudar a quienes ni te conocen solo por amor y no por resarcimiento.

Nadie te ha dejado de amar, el amor es una energía que se transforma, y ahora, en esa nueva forma, muchas veces no cabemos, date cuenta en ese amor que sientes por tu madre, tu hijo y tu esposo, son tres energías distintas, no es lo mismo amar a tu hijo de seis años que amarlo ahora de veinte, no es lo mismo amar a una madre joven que a una madre anciana, no es lo mismo ese amor de noviazgo a ese amor de convivencia luego de diez años.

Es irrazonable pensar que el amor no existe en nuestras vidas, ya que el solo hecho de respirar es un acto de amor cotidiano, es inimaginable que alguien no nos ame porque la vida está aquí para nosotros y siempre hay alguien que sonríe por ti al otro lado del río, es una locura asociar al amor con abrazos y besos porque seguramente quien más te ama en la vida nunca fue abrazado, y por ende, no sepa abrazar.

Esta energía que es el amor es tan distinta como personas en el mundo, puede que mi energía no conjugue con la tuya pero eso no quiere decir que alguien ame más o que alguien no sepa amar, es imposible que una persona diga que no sabe amar ya que existir es la prueba más contundente de que el amor se está manifestando en todo momento (tuitea la frase).

A todos nos mueve el amor, incluso las personas con las intenciones más perversas están movidas por el amor, de hecho los grandes malhechores cuando les han preguntado qué los impulsó a hacer lo que hicieron, muchos han respondido: “el amor”, y no estoy justificando a la maldad con ello, solo que esto confirma una vez más la energía que es el amor, y efectivamente por ser energía, puede cambiar su forma y puede ser tanto una energía positiva como negativa.

Sé perfectamente que nadie nos dijo esto del amor, pero cuando dejas de encasillarlo y le quitas la etiqueta de “sentimiento” y dejas de asociarlo con las emociones es cuando puedes entender muchas cosas que han ocurrido en tu vida, y puedes comprender también que las personas tienen distintas formas de amar, lo cual quiere decir que si tú te mueves en una vibración baja del amor, atraerás a tu vida personas que están vibrando igual, sabiendo que éste es el tipo de amor que vas a sintonizar hasta que no osciles en una energía más alta.

Esta energía puede ser transmitida a cualquier punto del universo, incluso lo que estás haciendo justo ahora está repercutiendo en otro punto del planeta. La energía de tu amor se mueve tan rápido que puedes estar pensando en alguien y esa persona sentirlo justo en ese momento, pero no te enteras, no sabes cómo saberlo, y puede que el otro no pueda corresponderlo para tú también sentirlo de la misma manera.

¿Has llegado a tener esa conexión tan profunda con alguien que no necesitas estar cerca para sentirlo? Eso es el amor. De hecho hay personas con las que sentimos una conexión ancestral, como si la conociéramos de otras vidas, de otros tiempos, como si el encuentro no fuese fortuito, sino una planificación que quedó suspendida en el tiempo. Eso es el amor.

Por tanto, decir que el amor es un “quédate no te vayas” es muy relativo, porque hasta irse es un gran acto de amor, hay que madurar emocionalmente para asumir la adultez de un adiós cuando nos quedamos sosteniendo una relación que ya el amor ha transformado, sabiendo que el problema no es el amor sino el vínculo de la relación que ha cambiado su energía.
Vibrar en una frecuencia alta del amor significa que tu plenitud y tu bienestar se abrazan, que tu coherencia y tu armonía caminan de la mano, que tu felicidad y tu tristeza se sostienen cuando cada una está al mando, pero sobre todo, vibrar en el amor es la prueba más sublime de que eres un milagro cotidiano que ha amado a muchas personas, animales, lugares y cosas, y que nunca dejaste de amar, solo que con el tiempo el corazón aprende a latir de diferentes maneras.