Entrevista Marzo: Odina Macias



Las mujeres del mundo necesitan referentes cotidianos que las inspiren y las orienten a reconocerse en otras mujeres que están trabajando en ellas mismas y que alguna vez estuvieron en la esquina de la baja autoestima, es por ello que he creado Mujeres que se aman, un compendio de entrevistas donde conoceremos a mujeres grandiosas que simplemente se han superado a sí mismas a través del amor propio y de educarse de manera correcta en el amor.

Odina Macias es mi tercera invitada y nos trae una entrevista profunda y llena de mucha reflexión con la que no quedarás indiferente a sus palabras, es la escritora de Cami A L´Estel un blog que apunta hacia el desarrollo personal, o como lo diría mi invitada en sus propias palabras, a “ayudar a otras personas a vivir la vida plena con la que todos soñamos”.

Si tienes dudas sobre cómo tomar ese camino de crecimiento hasta llegar a eso que parece imposible y que es el privilegio de unas pocas como lo es el amor propio, pues en esta entrevista, con palabras sencillas y llenas de amor, sabrás qué fácil se toma el sendero hacia la valía personal.

1. ¿Cómo una mujer toma consciencia y comprende que no se está amando? 
Una mujer lo comprende cuando no es feliz del todo. Cuando entiendes que tu vida no es cómo quisieras o que las actividades que haces no te llenan o que las relaciones personales que tienes no son como tú soñabas que serían. Todo esto te obliga a darte cuenta de que hay un problema y que debes hacer algo para cambiarlo.

En mi caso fue un proceso, hasta que un día abrí los ojos y tomé consciencia de que todo no era culpa de los demás, sino que había algo que yo no estaba haciendo bien, aunque en un principio ni siquiera sabía que podía ser ese "algo", ni por donde podía empezar. Este darme cuenta de todo esto fue el detonante para ponerme a leer, a asistir a cursos, etc., y así empezar a cambiarlo todo. No fue un proceso fácil ni corto, pero poco a poco fui queriéndome más a mi misma y aceptando mi manera de ser.

2. ¿Cómo una mujer muy permisiva aprende a poner límites en su vida? 
Ser demasiado permisiva y aceptar todo lo que los otros hacen y dicen puede llevarte a desconectar de ti y de tu esencia, puedes contentar a otros, pero con esta actitud difícilmente te contentarás a ti. Debes saber donde están tus límites, aquello que es importante y básico para ti y no permitir que nadie los traspase bajo ninguna circunstancia. Y si es necesario decir no, hay que decirlo, aunque al principio cueste y sea difícil expresarte así ante según qué persona, especialmente si es muy cercana, pero es necesario decirlo para así ponerte a ti primero y respetarte.

Para mí este poner límites fue un proceso, un despertar que fue acompañado de conocerme y permitirme expresar de una forma sana lo que soy y lo que siento, y a la vez todo esto fue de la mano con decir no a aquello que no encajaba conmigo y también poner límites a aquellas personas que me pedían cosas que no podía ni quería dar ni aceptar.

Siento que hay que encontrar el punto intermedio entre fluir con la vida y dejarte sorprender por esta, y  a la vez poner límites a aquello que no se alinea con quien tu eres, a aquello que te limita y te empequeñece. 

3. ¿Crees que dejar de postergarse es un gran acto de amor a sí misma?
Sin ninguna duda, pasar a la acción y atreverte a hacer aquello que deseas aunque te dé miedo, es un gran acto de amor hacia una misma. Postergando te estás defraudando a ti misma, estás dejando de lado tus propios sueños y estás disminuyendo tu autoestima.

Cuando postergas hacer algo por miedo, por lo que dirán o pensarán de ti los demás, por temor a fracasar, a hacer el ridículo, etc., resulta que no haces aquello que realmente deseas, permites que todos estos miedos venzan y en consecuencia te quedas pequeña, en un rincón.

En lugar de esto sal, brilla y permítete hacer lo que tanto deseas, y a la vez sé feliz en el camino mientras buscas tus sueños. No sé si conseguirás lo que quieres, pero de lo que si estoy segura es de que crecerás, aprenderás un motón y te estarás amando a ti misma y en consecuencia te sentirás más feliz y plena. Y de todo esto sólo pueden surgir buenos resultados.

4. ¿La voluntad es parte del amor propio?
Estoy convencida de que así es. La voluntad es parte del amor propio cuando no te detienes y luchas con todas tus fuerzas para que sea realidad aquello que deseas, cuando te escuchas a ti misma y no a los demás y haces aquello que quieres hacer digan lo que digan los otros.

Tanto para conocerte y llegar a tener una sana autoestima como para que tus sueños sean realidad, la voluntad es imprescindible, ya que tienes que seguir adelante y paso a paso ir consiguiendo metas, a pesar de las caídas y de los contratiempos, y tener la fuerza de voluntad de no rendirte nunca y seguir avanzando.

Sin voluntad no se llegaría a hacer realidad ningún sueño ni ningún proyecto sea del tipo que sea, por lo tanto hay que confiar en uno mismo, tener fe, escuchar tu voz y seguir adelante con voluntad, determinación y sin detenerte. Te aseguro que tanto esfuerzo vale la pena.

5. ¿Cómo se construye una relación saludable?
Para tener una relación saludable con otra persona, primero es imprescindible tenerla con una misma, y sólo entonces empezarla a construir con otra persona. Para mi es la única manera de tener una feliz relación con otra persona, ya que de lo contrario, es como empezar a construir una casa por el tejado.

Desde mi punto de vista los pasos imprescindibles para construir una relación saludable con una misma son, en primer lugar empieza por dejar de criticarte a ti misma delante de otros y también cuando estés a solas. Tienes que hablarte a ti misma de forma amorosa y amigable. Pensando que cuando te equivocas no es que hayas fallado, simplemente has aprendido como no debes hacer algo. E intenta aprender la lección que ese incidente tiene para ti, ya que siempre se puede extraer una lección de todo lo que vives.

Pasa tiempo a solas para conocerte mejor y saber que te gusta hacer. Tienes que convertirte en tu mejor amiga y ser honesta, muy honesta, contigo misma, para así decir lo que sientes y quieres de una forma sana y también respetuosa con los demás. Y haz aquello que te gusta muy a menudo, tan a menudo como puedas, y disfruta con ello.

En definitiva quiérete, acéptate y valórate a ti misma, por lo que eres: un ser único y maravilloso. Y a partir de ahí podrás construir una relación saludable con otra persona.

6. ¿Cómo una se reconcilia con la mujer que está frente al espejo? 
Una se reconcilia con una misma cuando empiezas a escucharte de verdad, a conocerte con tus puntos fuertes y débiles, valorándote y a la vez intentado mejorar y crecer día a día.

Esta reconciliación para mí fue un proceso, no lo hice en un solo día, yo empecé por oír mi voz y aceptarla, por preguntarme que quería yo realmente y también con quien, y a obrar según esas respuestas.

Empecé a dejarme expresar, a quererme, a aceptar mi cuerpo, a saber, como dicen, que soy perfecta en mi imperfección, al igual que todos los demás.  Y a la vez a saber que estoy en mi camino de aprendizaje y que por lo tanto tengo que tratarme bien.

Y comencé a darme lo que quería o bien, si era necesario, a hacer pasos decididos para dármelo e incluso empecé a hacerme pequeños regalos como un ramo de flores o un paseo, cosas sencillas pero que me gustaban y que de alguna forma me alegraban el día. 

7. ¿Cuál es la principal característica de una mujer que se ama? 
Una mujer que se ama a sí misma es sobre todo una mujer que se acepta, sabiendo que tiene fortalezas y debilidades, pero por estas últimas no se critica ni castiga, sino que comprende que está haciendo su camino y que está en proceso de crecimiento y mejora.

Es una mujer que ha encontrado su propia voz y que está en contacto con su esencia. Una mujer que se sabe completa y válida y que lucha por sus sueños sin rendirse nunca, que aprende de sus errores y que disfruta del camino hacia la realización de sus objetivos.

Es una mujer que se trata y se habla bien a sí misma, que sabe decir no cuando así lo siente, que se responsabilidad de ella y de su vida, que sabe hablar de forma asertiva a los demás y que hace lo que le gusta hacer y disfruta con ello.

8. ¿Por dónde comenzaste el camino  hacia tu casa interna? 
Yo comencé el camino de regreso a mí haciendo un viaje. Sabía que algo no iba bien y que me pasaba algo, aunque no sabía el que, ni siquiera sabía por dónde empezar, me sentía totalmente perdida, aunque estaba firmemente decidida a hacer algo para cambiarlo.

Sentí la llamada de hacer un viaje y a la vez estancia en la naturaleza en el norte de España y sin pensarlo seguí mi intuición y mi corazón, como siento que siempre hay que hacer, y efectivamente fue un gran acierto. Allí me re-conecté conmigo, con mi auténtica naturaleza, volví a ser yo y empecé a ver mis heridas y a sanarlas. Y así, ese resultó ser el primer paso de muchos para sanarme, quererme y brillar con mi auténtica luz.

9. ¿Qué entiendes por exilio emocional? 
Por exilio emocional entiendo estar fuera de ti misma, de tu centro y de tu esencia. Estar fuera de ti es dar el poder a los demás para que decidan como te sientes, quien eres y como debes vivir tu vida. Es pensar que no eres completa ni plena, que eres una media naranja y que por lo tanto, necesitas a otra persona para que te complete y te dé tu valía. Cuando en realidad todos somos naranjas enteras que decidimos compartir nuestra vida con otras personas, que a la vez, son también naranjas enteras. 

Es también entregar tu autoestima a la voluntad de otros para que te evalúen y decidan si vales o no, si haces las cosas bien o no. Es dar más importancia a las opiniones y sentimientos de otros que a los tuyos propios. Y es esperar la aprobación de los demás, en lugar de aprobarte y complacerte tú misma.

10. ¿Qué piensas sobre que el amor no se acaba sino que se transforma? 
Que es totalmente cierto. Todos somos amor y tenemos grandes dosis de amor dentro de nosotros mismos para darnos y para dar a los demás. Es inagotable, no se va acabar por mucho que demos. Podemos dar sin miedo y sin fin. Y como más amor demos más vamos a recibir también nosotros.

A veces hay personas que queremos pero que se alejan de nuestra vida y eso nos duele, y es muy normal que sea así. Pero si hacemos el esfuerzo de enfocarnos en todo lo bueno vivido y compartido, comprenderemos que ese amor no se acaba sino que podemos darle la oportunidad de que se transforme en otro tipo de amor. Y a la vez podremos abrir nuestro corazón para que otras personas nuevas entren en nuestra vida y con ellas más amor para dar y recibir. Haciendo todo esto nos estaremos haciendo un gran regalo a nosotras mismas y también a los demás.

Incluso en las relaciones de pareja duraderas el amor va transformándose gradualmente, ya que con los años no es el mismo tipo de relación ni de amor que al principio de la relación, y es lógico que así sea, ya que nosotros también vamos cambiando con el paso del tiempo.

En definitiva, el amor se transforma, ya que la vida es cambio, simplemente tenemos que darle el espacio para que así sea en nuestra vida también e irnos adaptando a todos estos cambios. 

11. ¿Cómo se reconstruye una vida marcada por el maltrato? 
Yo por suerte no he recibido maltrato y no tengo la experiencia de recuperarme de ello, pero si sé como a través de hacer un viaje hacia ti y dentro de ti, te reconstruyes a ti misma.

Creo que el maltrato es una lacra de nuestra sociedad y deberíamos ser capaces como sociedad de erradicarlo totalmente, para que ninguna otra mujer lo vuelva a sufrir nunca. Nadie merece vivir esto, ni nadie merece no ser feliz.

Pienso que para recuperarte de algo así necesitas mucha paciencia para ir andando paso a paso pero decididamente de regreso a ti. No será un viaje fácil porque descubrir las propias heridas y sanarlas no es algo cómodo ni sencillo, pero es la única forma de volver a conectar contigo y tener una vida plena.

Mi experiencia me dice que es imprescindible escucharte a ti por encima de todo el ruido que hay fuera y que crea la sociedad en la que vivimos. Es vital re-conectar con una misma y volverte a conocer para aceptarte tal como eres. Tienes que respetarte, respetar tu voz y hacerle caso. E ir reconstruyendo poco a poco una sana autoestima, para sentirte cada vez más segura y mejor dentro de tu propia piel. Es imprescindible hacerlo porque vas a estar contigo el resto de tu vida o sea que mejor llevarte bien contigo misma.

No es fácil pero con el tiempo hay que llegar a perdonar, porque vivir odiando o con sentimiento de culpa no te va a ayudar a vivir feliz ni a sentirte bien, sería como cargar con una piedra encima que te lastra y no te deja avanzar. Y además esos sentimientos sólo te perjudican a ti, a nadie más que a ti.

12. ¿La belleza interna cómo se proyecta hacia fuera? 
Una mujer bella es aquella que más allá de su belleza física, tiene una luz especial que la hace brillar. Todos somos seres únicos y diferentes con nuestras particularidades, y a la vez no hay nadie que esté por encima de otro, todos somos iguales. Puede parecer un contrasentido, pero no lo es en absoluto. Y es por todo esto que no tiene ningún sentido compararse con nadie, porque somos distintos los unos a los otros. Todo esto lo digo porque simplemente hay que ser una misma.

Una mujer bella es la que sabe todo esto y permite que su particular forma de ser se exprese en todo su esplendor. Es una mujer que da lo mejor de sí misma, que se permite hacer lo que desea, que lucha por su felicidad y por hacer realidad sus sueños, pero que a la vez es feliz mientras estos llegan. Es una mujer que se expresa tal cual es, sin miedo y sin esperar a tener la aprobación de los demás, y sobre todo se permite brillar.
_______
Me ha encantado participar en esta entrevista, ha sido una experiencia muy bonita y muy enriquecedora. Y, por ello, quiero darte las gracias Eliana por darme la oportunidad de expresarme, de contar mi experiencia y mi punto de vista sobre todos estos temas de crecimiento personal y en especial sobre el camino de pasar de tener una baja autoestima, a quererte a ti misma tal y como eres y tratarte con amabilidad y cariño, dejo uno de mis posts para que me sigan leyendo en mi blog.

Sigue a Odina en Facebook y Google+